Tan difícil como amar,
es conseguir desplazar
la impaciencia al plano 6.
Que las prisas solo son
trabas donde el corazón
se acostumbra a despistar.
Como un trozo de papel
donde escribo que el de ayer no era yo.
Como tu sonrisa.
Como un tren que pasa a toda prisa, amor.
Como la melodía de aquella canción,
donde aprendimos que es mejor
bajar la guardia y el rencor
a un lado desplazado, atado en un rincón.
Tan difícil como amar
es sentarse a transformar
sufrimiento en comprensión.
Que el enfado inferior
en cuestiones de valor,
al sutil arte de amar.
Como piedras que al rodar
van limando su aspereza y rugor.
Como tu sonrisa...
Como tú y como yo.
Como el amor que nos une a los dos.
Más sencillo, mejor.




Ваше мнение



Капча