Mis ojos curiosos te buscan y aunque no te encuentran,
me quedo en un lado sentado por verte pasar.
Segundos son horas, las horas son días que pasan,
y yo aquí sentado en un lado por verte pasar.
Y aún no te conozco, pero es que es tan fácil mirarte...
tus cejas, tus manos, la gracia en tu forma de andar.
Me enredo en tu pelo moreno con forma de viento,
y presiento el momento en que al fin yo te vea pasar.
Déjame ser quien te cuide.
Déjame hacerte soñar.
Ven aquí y dame tus manos,
que el mundo es precioso, y el cielo esta hermoso,
y el suelo que piso es la luna cuando te veo pasar.
Por verte pasar te daría todo lo que tengo.
Te doy todo lo que yo soy, si te veo pasar.
Y aunque no soy mucho me escucho y se bien lo que siento,
y siento que sería feliz solo con verte pasar.
Y así pasa el tiempo y yo sigo sentado en un lado.
Mis ojos curiosos no se cansan de tanto buscar.
Qué alegre es mi vida desde el día en que tu apareciste,
y qué alegre será cuando al fin yo te vea pasar.
Déjame ser quien te cuide.
Déjame hacerte soñar.
Ven aquí y dame tus manos,
que el mundo es precioso, y el cielo esta hermoso,
y el suelo que piso es la luna cuando te veo pasar.




Ваше мнение



Капча