Voy leyendo en mi corazón
las letras que descubrí
que decían algo cierto.
Tengo guardadas en el cajón
las luces que apagaré
cuando acabe nuestro tiempo.
Y he escondido la soledad
que me dejaba sucios los dientes,
y he descrito mi vida
como algo muy corriente.
He mudado con mis camisas
hacia lugares donde la prisa
se confunde con la brisa del huracán.
Y no me creo que exista el miedo,
ni que en la sombra hay menos calor
ni que tu alma está en los infiernos,
ni que te quiero más que tú a yo
Y no me creo que exista el miedo,
ni que en la tierra hay tanto dolor,
ni que mi alma está en los infiernos,
ni que te quiero más que tú a yo.
Hoy me he sentado
y le he dicho a mi alma
que me marchaba a cualquier lugar
donde me dejen cambiar
a la gente por soledad.
Y me han devuelto medicamentos
que me he fumado
para la tranquilidad de mis huéspedes
y de mi terquedad.




Ваше мнение



Капча