Buscaré diez mil palabras llenas de amabilidad,
frases dulces que te quieran resucitar.
Tu olvidando que has perdido,
y yo llorándote otra vez.
Gente tan cercana y tan distante a la vez.
Oh, dónde van!
Y las calles tan discretas, y tus ojos sin llorar.
Son los coches quien nos dicen que algo va mal.
Y entre luces de naranja azules, gente murmurar.
Un cigarrillo ha caído en tu soledad.
Oh, dónde van!
Apagaré las luces del salón.
Quedará la oscuridad.
Parecerá que nada haya podido pasar.
Oh, dónde van!




Ваше мнение



Капча