Ahora que tengo un rato me atrevo a pensarte.
Cuando apago las luces me pongo a buscarte.
Entre vagos recuerdos me echo a dormir.
Con un sueño tan dulce como negros tus ojos.
Tu sonrisa esta triste, déjame ser curioso,
¿qué guardas dentro de ti?
Y la noche tan negra y la luna tan clara.
Apenas te das cuenta de que en mi mirada
solo estas tú.
No pretendo agobiarte tan solo contarte
que el mundo esta noche esta de nuestra parte
por si no lo sabes aún
Cerca de mí.
Quiero que estés cerca de mí.
Cerca de mí,
te quiero tener muy cerca de mí.
Tu mirada perdida en un mar de preguntas.
Desde la orilla grito si te hace falta mi ayuda
aunque tú no me veas yo estoy detrás de ti.
Con un agua tan limpia que cuida tu cuerpo,
poquito a poquito llegará el sufrimiento,
no sé si para entonces yo aún seguiré aquí.
Intentando escuchar veinte voces calladas
hoy trato de domar veinte yeguas doradas
como el sol por salir.
Veinte dedos señalan tus veinte veranos.
Veinte días, veinte noches, son veinte regalos
que guardo para ti.
Que guardo para ti.




Ваше мнение



Капча