Si pudiese entrar en tu cuarto nena
sin que despiertes y en sombras
soplarнa entre tus sabanas
torrentes de penas,
ondulan, destellan
invitarte a ser mi noche eterna,
a fantasear con tu imaginaciуn,
rescatarte entre las tinieblas,
para convencerte que el terror paso,
el viento hace bailar
el cortinaje como hojas
que en otoсo,
hacia el cielo van
su cuerpo, se platina y estremece,
y yo...
desde la orilla
susurro...
invitarte a ser mi noche eterna,
a fantasear con tu imaginaciуn,
rescatarte entre las tinieblas,
para convencerte que el terror paso,
descansa, en tu nido
ha sido un largo dнa
te curo y me llevo tu pesadilla
invitarte a ser mi noche eterna,
a fantasear con tu imaginaciуn,
rescatarte entre las tinieblas,
para convencerte que terror paso,
del imperio soy tu ъnico
hijo natural
dame del poder del que corre
rнo abajo
dйjame fluir en su calma.
Acechando tus secretos,
nena
cuido que no te me vallas
y me dejes solo
en este, mundo
vacнo, despierto,
deseando que vuelvas.
invitarte a ser mi noche eterna,
a fantasear con tu imaginaciуn,
rescatarte entre las tinieblas,
para convencerte que el terror paso,
aterrizare sobre tu cama
y sin que despiertes...
y sin que despiertes...





Ваше мнение



Капча