Hablo de mi chico, hablo de mi amor y de mí,
causa un no se qué que ningún otro me hace sentir.
Cuando me mira fulminada caigo a sus piés,
con ciertos matices, hasta a los ángeles cae bien.
Cuando se mueve, basta que tiemple,
puedo sentir a tientas ese amor.
Cuando se aleja, cuando se queda,
con que se mueva a tientas llego yo, llego yo, llego yo.

Después de nuestro encuentro yo me alimento solo de él,
tiene un qué se yo, que convierte en papilla mi ser.
Y caiga quien caiga se comporta con vanidad,
provoca a la masa, cultiva bien su fragilidad.
Cuando se mueve, basta que tiemble,
puedo sentir a tientas ese amor.
Cuando se aleja, cuando se queda,
con que se mueva a tientas llego yo, llego yo, llego yo.

Cuánto me ama, él me lo ha dicho y yo sé,
cuando me ama ningún problema tendré.
A tientas, a tientas... llego yo.
Cuando se mueve, basta que tiemble,
puedo sentir a tientas ese amor.
Cuado se aleja, cuando se queda,
con que se mueva a tientas llego yo,
llego yo, llego yo, llego yo... llego yo.




Ваше мнение



Капча